Chocolate con churros

Uno de los enclaves más emblemáticos del chocolate con churros en Madrid es, sin duda, San Ginés. Desde 1894 lleva sirviendo estos manjares en sus perennes mesas de mármol, servidas por camareros impecablemente vestidos. Es famoso por ser el lugar ideal para chocolatear después del teatro, así como por su aparición estelar en Luces de Bohemia, de Valle-Inclán.

El establecimiento llegó a ser conocido como “La Escondida” por su ubicación en el pasadizo de San Ginés, justo al lado de la famosa discoteca Joy Eslava. Sin embargo, hoy en día es toda una institución, especialmente en Año Nuevo, por lo que encontrar sitio es a veces tan complicado que muchos tiran la toalla.

Quizás sea porque el chocolate de San Ginés ya ha visto mucha historia, pero poco cuenta de la suya propia. De hecho, la receta de su chocolate con churros parte de una elaboración propia con mucho secreto y mucha artesanía. Y es que un siglo elaborando sus propios churros todos los días, sin interrupción, da mucho de sí. El resultado es un producto crujiente y dorado, que se sumerge en un líquido terso y explosivo.boardboard

Compártelo con tus amig@s